NOTICIAS

El sabor del aprendizaje.

21/02/2018 en General

Uno de los sentidos que pocas veces desarrollamos es el gusto, localizado específicamente en las papilas gustativas de la lengua. Cuando nacemos nos brinda una información valiosa sobre nuestro medio ambiente, conocemos a nuestra mamá, los objetos que nos rodean, nuestro propio cuerpo. Es muy importante saber estimularlo apropiadamente, ofreciéndole a nuestro paladar la posibilidad de elección entre sabores naturales en contraposición con los artificiales que llegan a crear en nosotros adicción y nos quitan la posibilidad de experimentar otros diferentes. Por ejemplo, la ingesta de chile, de químicos sofisticados como el de algunas bebidas o frituras, demasiada sal o azúcar, muchas veces inhibe nuestra capacidad natural de distinguir un sabor de otro.

El aprendizaje también tiene sabor, es como un banquete, que te sientas a la mesa a disfrutar de la variedad de las comidas y a medida de que sea positivo el sabor, formaremos las condiciones para acelerarlo.

Algunos consejos para que la nutrición del cerebro se convierta en aliado del aprendizaje son:

  • La vitamina B6 adelgaza la sangre y se encuentra en la yema del huevo, germen, levadura, mantequilla y vegetales amarillos y verdes.
  • La vitamina B12, se convierte en acetilcolina, quien ayuda a la memoria y se encuentra en la carne, pescado, soya, avena, cacahuates y nueces.
  • Por la mañana el cerebro necesita azucares naturales, así que una fruta bastaría para darle glucosa necesaria que requiere el proceso de pensamiento, si se combina con levadura, mantequilla, pan integral, huevo; el desayuno será completo.
  • En la comida se puede comer cereales, frutas, leguminosas, pescado, pollo o carne.
  • Por la noche comer cereales enteros, yogurt o ensaladas.

Además de ingerir agua, que es un nutriente importante para el cerebro.